Clientes

citaprevia
banner-oficinavirtual
image_gallery
6f4d9

Rodríguez Villalobos recibe en la Diputación al Relator Especial de la ONU para el Derecho Humano al Agua y al Saneamiento

01/10/2021

En el encuentro, la asociación AEOPAS ha entregado el documento ‘Posibilidad de una norma estatal de mínimos que regule el derecho humano al agua y al saneamiento’

El presidente de la Diputación de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos, ha recibido hoy en la sede provincial al Relator Especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre los Derechos Humanos al Agua y al Saneamiento (DHAS), Pedro Arrojo Agudo, que ha acudido a Sevilla para conocer experiencias de las diferentes empresas que se integran en la Asociación Española de Operadores Públicos de Abastecimiento y Saneamiento, (Aeopas).

 En el encuentro han participado, además, el secretario general de AEOPAS, Jaime Morell, y la diputada del Área de Servicios Públicos Supramunicipales, Trinidad Argota. 

 Durante el acto, la asociación ha entregado a Arrojo el documento ‘Posibilidad de una norma estatal de mínimos que regule el derecho humano al agua y al saneamiento’ que pretende ser una contribución del sector público a la aplicación del derecho humano al agua y al saneamiento.  

Rodríguez Villalobos ha señalado que “el agua es un bien común y ostenta la consideración de derecho humano reconocido por la ONU y bajo estas máximas en la Diputación apostamos por gestionar en clave local este derecho, con una sólida presencia de lo público”. 

 En este sentido, el presidente ha recordado “compromiso de la Diputación para alumbrar en su momento y respaldar los servicios públicos de abastecimiento y saneamiento de aguas de la provincia de Sevilla”, al tiempo que ha asegurado que “Andalucía fue pionera reconociendo por Ley el derecho humano al agua para garantizar el denominado ‘mínimo vital’ de suministro a las personas que carecen de recursos económicos.” Además, ha recordado el “respaldo que ofreció la Diputación a la Iniciativa Ciudadana Right2water”, que recogió casi dos millones de firmas por los países miembros de la Unión Europea (UE) para garantizar que el agua siga siendo un servicio público y un bien público, trabajo que continúa con la Comisión Europea para que implemente el derecho humano al agua y al saneamiento reconocido por las Naciones Unidas.  

 Arrojo ha destacado que la misión que le ha traído a Sevilla “ha resultado gratificante y positiva” y ha constatado cómo se están desarrollando buenas prácticas para establecer el suministro mínimo vital de agua a personas vulnerables en la provincia Sevilla. Además, se ha referido a la oportunidad a nivel internacional de “hacer de la necesidad virtud” y convertir en permanente el “escudo social” que se ha levantado durante el COVID para asegurar el derecho humano al agua. 

 Para Morell, a nivel mundial la implementación del derecho humano al agua “plantea aún desafíos, especialmente para garantizar su disfrute en los grupos de población más vulnerables del planeta y este el sentido de la creación de la figura del Relator Especial”. 

 El mandato de esta Relatoría Especial se estableció para examinar cuestiones fundamentales relacionadas con la prestación de este servicio, “que debe estar disponible y ser accesible, seguro, aceptable y asequible para todas las personas, sin discriminación”, ha asegurado Morell, que ha añadido que, como derecho humano, el agua requiere “hacer énfasis en la participación ciudadana, la rendición de cuentas, la transparencia y la responsabilidad de todos los actores implicados”. 

 El Relator tuvo también a lo largo de su visita a Sevilla, un encuentro en la Mesa Social del Agua, formada por organizaciones sociales, como sindicatos, organizaciones agrarias, ecologistas, empresariales, ciudadanas y científicas viene reclamando la aplicación del denominado mínimo vital del agua en Andalucía.